Nike Air Max 1: el origen

Nike Air Max 1: el origen

Lo cambian todo. Nacen y, suponen tal revolución, que modifican la idea que, hasta el momento, se tiene de las zapatillas en general. Hoy en día, quien tiene unas Air Max 1 tiene un tesoro.

 

Creadas por Tinker Hatfield y su equipo, salen a la venta el 26 de marzo de 1987.

 

 

Para diseñarlas, el estadounidense se inspira en el Centro Pompidou de París, cuyo interior se ve desde el exterior, al igual que sucede con las Air Max 1 y su cámara de aire.

 

 

Hacer visible lo invisible es la esencia inicial de este modelo icónico. Su diseñador piensa que el mundo necesita saber qué hay en el interior de las sneakers, destacando la cámara de aire.

Foto: airkeung88

 

 

En sus comienzos, muchos creen que es una debilidad que esta se vea, llegando incluso a pensar que no es resistente y pueda romperse rápidamente.

Foto: Sneaker Freaker

 

 

Este modelo es tan codiciado que, a lo largo de la historia, Nike ha creado restock del original repetidas veces.

 

 

Pese a haber sido lanzadas el 26 de marzo de 1987, se conocen como Air Max 1, ya que son el primer modelo de la serie en salir al mercado.

 

 

Nike celebra su ‘cumpleaños’ alrededor del mundo todos los años con el Air Max Day, conmemorando el nacimiento de un modelo que marca una nueva etapa para la compañía. El pasado año se cumplen 30 años de sus inicios.

 

 

En 1986, se lanza un primer modelo que resulta tener la cámara demasiado larga, motivo por el que se retira del mercado para, al año siguiente, relanzarse mejoradas.

 

 

Su diseño y la cámara de aire suponen tal revolución que cambian para el concepto de zapatilla para siempre.

 

 

En sus inicios, el interior de la cámara está hecho de Hexafluoruro de Azufre pero, al descubrirse el riesgo que este componente supone para la salud, es sustituido por Nitrógeno.

Foto: Complex

 

 

Sabiendo todo esto, no cabe duda de que las Air Max 1 son joyas atemporales merecedoras de vestir los pies más exigentes. 🙂

 

¡Hasta el jueves que viene!

 

Ana de Vega.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.