Cómo mantener tus sneakers perfectas

Cómo mantener tus sneakers perfectas

Seguro que te apasionan las zapas tanto como a nosotros. Pongámonos en situación: te haces con unas espectaculares, estás deseando ponértelas y patearte la ciudad. Hasta ahí, todo perfecto. Sales, te vas de fiesta y, de repente… ¡Zas! Un pisotón una de esas noches en las que sales a darlo todo hace que esas sneakers tan increíbles peligren. Si quieres que situaciones como estas no te agüen la fiesta, sigue leyendo…

 

Y es que, si nos compramos unas zapas, es porque queremos que sigan siendo como son, ¿no?

 

Protección al poder

Para evitar males mayores, siempre puedes empezar por proteger tu zapas, rociándolas con un spray  protector que repela líquidos y sólidos de su superficie. ¡No podrías imaginarte la cantidad de problemas de los que este puede sacarte!

 

 

¿El daño ya está hecho?

  • Toallitas limpiadoras: esta opción es perfecta para llevar en la mochila o el bolso. Imagínate que estás en la calle y tus zapas se te manchan: sacas las toallitas y ¡voilá! Problema solucionado. A veces, hay manchas que es mejor quitar al momento, porque después podemos volvernos locos.

 

  • Productos limpiadores en espuma o spray: los hay para infinidad de materiales, como ante, lona, cuero; en unidades sueltas o en kits; con gamuzas o cepillos… ¡Es cuestión de elegir el que mejor se adapte a ti y tus sneakers!

 

¿Mal olor?

Si tu problema es el mal olor en las zapas, no te preocupes… ¡también hay solución! Píldoras atrapa olores, sprays refrescantes… En la variedad está el gusto.

 

 

 

Sin embargo, si eres más de usar métodos tradicionales, te damos algún consejillo para mantener tus zapas a punto:

 

    • Humedécelas con agua (solo apto para lona); mezcla bicarbonato y detergente y con un cepillo de dientes ve dándole suavemente a toda la superficie. Espera un rato y retira la suciedad.
    • Mezcla sal y detergente o bicarbonato y vinagre y haz lo mismo que en el tip anterior.
    • Hazte con una goma de borrar y dale suavemente a tus zapas de ante o nobuk; después, pasa un cepillito por encima para “levantar” el tejido.

 

¡Ya no tienes excusa para hacer que tus zapas sigan siendo el centro de todas las miradas!

 

Hasta el jueves que viene  😀

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.